Béticos

Comunidad bética

Antes de que se cierre este portal, dejare más datos sobre el embrollo que nuestros vecinos siguen empecinados en contar y aquello que no quiere que se cuente. Estos como suele ser ya una costumbre, separan el grano (sus evidencias) de la paja (lo que la contradiga).

Para no andarnos mucho por las ramas, creo que lo mejor es ir analizando cada una de las supuestas evidencias, 19 según ellos, que demuestran que son el mismo club. Debido a lo extenso de todo este tema, no utilizare imagenes y se dividira en tres entregas.

Veamos una a una las primeras 7 "en evidencias", leamos que nos dicen, contrastemos y cada cual que saque sus propias conclusiones, desde luego inteligencia no falta en este foro...

1.- Coincidencia plena del nombre desde 1890 a la actualidad, pasando por 1905. “Club de ‘Football’ de Sevilla”, "Sociedad de Football de Sevilla", o “Sevilla Football Club”, dicho en español o inglés, estamos ante la misma realidad.

No vamos a negar que traduciendo "Club de Football de Sevilla" al inglés, nos da como resultado Sevilla Football Club. Pero esto tiene matices y no podemos obviar, que solo en una única ocasión, la primera, es donde podemos encontrar a dicho club de 1890 bajo el título en inglés, en los tres años de los que tenemos noticias de él.

Está claro que si se quiere forzar los argumentos, pues qué duda cabe de que dirán lo se quiera que parezca. Pero lo cierto, es que a pesar de que esto se trate de ignorar, la cuestión del nombre no está tan rotundamente clara como se pretende imponer. Utilizando una mínima dosis de realismo, no es lógico negarse a aceptar que en aquel momento, es la primera noticia que tiene la prensa de este club sevillano y que no hay prueba alguna que demuestre, que así bajo ese título en inglés llego la carta de Isaías White al Club Recreativo, ya que en ella no aparece el nombre de ningún club entre sus líneas y es más que probable, que se deba a una interpretación en base a la denominación del propio club onubense llevada a cabo por el diario donde aparece publicada.

HUELVA   RECREATION   CLUB

 ↕                      ↕                    ↕

SEVILLA    FOOTBALL      CLUB

Como se observa, lo que hace el diario, es cambiar el nombre de aquella ciudad por el de Sevilla y de igual manera, lo hace con el termino Recreation por el vocablo Football.

En la traducción de esa misma noticia ya no se repite la conversión al castellano de igual forma, llamándolo Club Inglés de Sevilla. Posiblemente como desde el club onubense se lo transmitieran al redactor y de ahí que en la primera parte de la noticia, la que va dirigida a la población británica de Huelva, aparezca precisamente en inglés titulado dicho club. Se puede constatar que en las sucesivas veces que se transcribe como Club Recreativo de Huelva, aparece como Club Inglés de Sevilla o como realmente era su título, Club de Football de Sevilla, forma mayoritariamente repetida y no en su forma británica. También aparecen en contadas ocasiones como el Club Sevillano.

Dicho esto, hay dos detalles a tener en cuenta, que es rechazado, descartado sistemáticamente y despreciado por los investigadores de la otra parte. Estos son los aparecidos tanto en la noticia de su creación en un rotativo británico, como en otro, que parece que ha pasado desapercibido y que es el único de todos, donde podemos ver juntos escritos Huelva Recreation Club, en su forma inglesa y Club de Football de Sevilla, en castellano, lo cual es bastante significativo, ya que si al club onubense lo titula en inglés y al club sevillano no, debemos de considerar que tras ya conocer al club de Sevilla, no habría ningún motivo para no hacerlo igual, más que fuese en castellano su nombre real. Si a esto le sumamos el aparecido en tierras escocesas, que además también aparece en el cómo Club de Football de Sevilla y siendo en un texto completamente en inglés y que está destinado a la población de aquella parte, no tiene sentido no haberlo traducido también, únanle que esa noticia la da un socio del club sevillano, que imaginamos que sabría bien como se llamaba su club y uno más uno suman dos.

El hecho de que dos clubes separados 13 años por el tiempo tengan similitud en sus nombres, no es una prueba de una continuidad de un club.

Pero si nos guiamos por la misma fórmula adoptada en el remo, por algunos de aquellos participantes de aquel club de football, la cosa cambia y nos encontraríamos con una manera nueva de llamarla.

Veamos, si el Club de Remo de Sevilla es traducido por estos mismos personajes como Seville Rowing Club, bajo la misma consigna, con las mismas reglas, tendríamos que aceptar más bien que fuese el Seville Football Club, el resultante de traducir Club de Football de Sevilla, ya que solo hay que cambiar los vocablos Rowing por Football, para obtener una misma coincidencia en la traducción.

Así pues, tenemos que hacer las comparaciones y ver los resultados...

CLUB DE REMO DE SEVILLA               =          SEVILLE ROWING CLUB

CLUB DE FOOTBALL DE SEVILLA      =      SEVILLE FOOTBALL CLUB

Sobre este club de remo mencionado, podemos sacar una similitud bastante interesante. Ya que el Club de Regatas de Sevilla fue fundado en 1875 y que al parecer, desapareció allá por el 1885. Se viene confundiendo que el Club de Regatas de Sevilla de 1875, es el mismo que el Seville Rowing Club, cuando en realidad, los datos que existen son de que su fundación fue en 1890, dato que podemos obtener de la Guía de Sevilla y su provincia. Pero no solo de esta guía podemos recuperar este dato, ya que como el propio grupo del otro equipo de la ciudad sabe y que incluso, una vez más han publicado en sus propias páginas, ya Collantes de Terán lo publico en una de sus obras, donde puede leerse aquello de "(1891) Seville Rowing Club- ¡como vestían en aquellos tiempos los nombres exóticos!- Sociedad fundada en nuestra ciudad un año antes...".

Este caso es muy significativo, ya que lo acontecido en los clubes de remo como en los de football, parecen dos gotas de agua, con la diferencia, de que desde la desaparición del Club de Regatas de Sevilla de 1875 y desaparecida en 1885, hasta la aparición o fundación del Seville Rowing Club (Club de Remo de Sevilla y no mal llamado y traducido como Club de Regatas de Sevilla) solo pasan 5 años. Mientras que en el caso del Club de Football de Sevilla de 1890 hasta las aparición de la Sociedad de Football de 1905 pasan 13 años, casi el triple que en el caso del remo.

Tanto querer buscar conexionar a las personas, les ha llevado a cometer errores de bulto, que son fácilmente desmontables. El parecido o la similitud en los títulos, les ha llevado a confundir tanto el Club de Regatas de Sevilla de 1875, como hemos visto, como con la Sociedad Sevillana de Regatas de 1876, como a su vez confundir a ambas con el Seville Rowing Club de 1890.

Errores como que E.F. Johnston aparece junto a Welton (en este caso el Padre, no confundir con los hijos) en el Club de Regatas de de Sevilla 1875, pero no con los hermanos Portilla, que pertenecían a la Sociedad Sevillana de Regatas de 1876, ni con White, que no aparece en ninguna de ellas y si en el Seville Rowing Club de 1890, donde también aparecerían los hermanos Welton, pero no E.F. Johnston vice-cónsul inglés.

A todo esto, hay que unirle otro dato más, como el que aparece en prensa en 1913 con la aparición de Club Náutico Sevillano, donde una vez más, podemos ver como al mismo título del club le precede en la cabecera de la noticia, nombrándolo como Sociedad de Regatas. Podría entenderse también como Sociedad de Regatas, de Sevilla. Del mismo modo, que Sociedad de Football, de Sevilla no es lo mismo aun siendo de un enorme parecido y similitud con Club de Football de Sevilla. Lo más curioso, es que no hace mucho nos contaban aquello de que como no había otro club en la ciudad, el nombre de esta no era necesario y solo cuando aparece otra sociedad o club, es cuando se incluye el nombre de la ciudad para diferenciarlas. Lo que nos dan a entender, que hasta la aparición del Balompié en esta ciudad, no lo contiene su título, quedando como Sociedad de Football, que es precisamente como aparece en la Guía de Sevilla y su provincia. Por tanto, no habiendo otro club dedicado a este deporte, deberíamos de considerar que su nombre más acertado sería el Football Club (de Sevilla) en su fórmula inglesa o Club de Football (de Sevilla) en la española. Bajo sus propias aportaciones y siendo estas contadas en sus publicaciones, son ellos mismos los que se contradicen, según lo que les interese decir en cada momento. Claro que mirando al resto de sociedades existentes en la ciudad, podemos ver como muchas de ellas sí que incluyen el nombre de la ciudad en sus nombres, aun no existiendo otra que se dedicase a lo mismo. Por poner un par de ejemplos, los propios clubes de regatas (Club de Regatas de Sevilla y Sociedad Sevillana de Regatas) o la Sociedad de Carreras de Caballos de Sevilla.   

Pero ya puestos a hacer piruetas, en 1912 podemos encontrarnos con una formula aun si cabe más llamativa y firmada por José Mª Miro, donde se puede leer Sociedad Sevilla Football Club y en la que parece que no significase lo mismo sociedad y club, lo que resulta algo chocante.

La realidad, es que hablamos de similitudes en los nombres, por lo que decir coincidencia plena, no es más que forzar los argumentos, negando la posibilidad de que existan otras explicaciones, como que las formulas utilizadas por los reporteros, sean elegidas por estos, no siendo fieles al título real del club. Algo puede verse cuantiosas veces en diferentes publicaciones. Lo que nos lleva a la conclusión de que de la unica forma de saber el título real de un club o sociedad, es tomandolo de un documento oficial del propio club o del registro ante las autoridades, donde se entiende, aparecerá correctamente escrito de la forma en que se decidio darle nombre y que los extraidos de los noticieros, no siempre respetan. Por lo que a falta de un documento oficial del club de 1890 o de cualquiera custodiado por las autoiridades, hablar de coincidencia plena, es una autentica falacia. 

Veamos lo que aparece en el remo:

CLUB DE REGATAS DE SEVILLA 1875

SOCIEDAD SEVILLANA DE REGATAS 1876

CLUB DE REMEROS DE SEVILLA 1889

SEVILLE ROWING CLUB 1890

CLUB NAUTICO SEVILLANO 1913

CLUB NAUTICO DE SEVILLA 1952 

Y ahora en el Football:

CLUB DE FOOTBALL DE SEVILLA 1890

SOCIEDAD DE FOOTBALL 1905

SEVILLA FOOTBALL CLUB 1908

Como se aprecia, hablamos de similitud y no de coincidencia plena, como ellos quieren hacer ver. Aunque en realidad tampoco esto sería un problema, ya que después de haber desaparecido el club en 1892 de escena y la aparición de otro allá por 1905, que exista coincidencia en sus títulos, no implicaría un problema y seria aceptado por las autoridades y esto solo vendría a corroborar la disolución del club aparecido en 1890.

2.- Misma y única personalidad jurídica con arreglo a la Ley de Asociaciones de 1887 y a la normativa española posterior. La inscripción en el Gobierno Civil tenía carácter declarativo, no constitutivo. Acto fundacional, comienzo de operaciones y nombramiento de cargos, 25 de enero de 1890. En la reunión constituyente del 25 de enero de 1890 quedaron elegidos los siguientes cargos: Presidente, Edward F Johnston (escocés); Secretario, Isaías White Méndez (sevillano); Capitán, Hugo MacColl (escocés).

Acto registral, 14 de octubre de 1905, previa aprobación de Estatutos y Reglamento y elección de la Junta Directiva el 23 de septiembre anterior.

Inexistencia de prueba sobre su disolución legal en el intervalo temporal comprendido entre 1890 y 1905.

En este segundo punto, nos encontramos ante su gran apuesta, este es su gran truco, el juego del vacío temporal, usan el argumentum a silentio para enmascarar sus inexistentes pruebas de la continuidad que pregonan. Como no hay noticias de su disolución, siguió existiendo aunque no desarrollara actividad alguna durante años. Pero este mismo argumento puede ser utilizado al contrario, algo que aun siendo más lógico, como es de prever, la otra parte le da el mismo trato que a todo aquello que le contradiga, simplemente lo ignora, lo descarta y lo niega categóricamente. Pero el sentido común, nos dice que la ausencia total de noticias de aquel club indica la desaparición de este.

Vaya por delante que existen numerosas sociedades o clubs creados a finales del siglo XIX y que posteriormente simplemente desaparecieron. Todas ellas al amparo de la Ley de Asociaciones de 1887 y de las que tampoco hay documentos de su disolución, pero que nadie se niega a reconocer que así fue. Ellos mismos dan en sus publicaciones por disuelto el Seville Rowing Club, allá por el 1900, pero no tenemos ni acta de disolución ni registro en prensa que así lo indique y aun así, nadie duda de que aquello se produjera, ni siquiera ellos y así lo manifiestan en sus escritos. Lo que parece ser, es que para ellos, todos los caminos no conducen a Roma. 

Si volvemos a tomar lo publicado en la prensa escocesa, podemos ver como todas las decisiones y elección de cargos se realiza mientras tomaban unas cervezas. Nada se puede leer de actas, firmas o documento alguno que se realizase, todo de manera verbal. Recordemos lo que nos han venido contando y tengamos presente que la constitución de una asociación, es efectiva en el momento en el que existe una voluntad por parte de los socios de crearla, elegir una directiva y establecer unas normas o reglas por las que regirse, pero estas no tienen por qué estar por escrito, ya que hablamos de voluntades o acuerdos, que son igualmente legales si se realizan de manera verbal. Por tanto, tampoco podemos descartar que se realizara ese acto de disolución de la misma manera, siendo un acuerdo entre las partes el que marcase el punto final de dicho club y no haciendo necesario el levantamiento de un acta de disolución, que de todas formas tampoco tendría sentido, ya que si se amparaban en que la ley de asociaciones de 1887 no les obligaba a realizar tal tramite y no se pasó por el gobierno civil, ni fue inscrita en el libro de registro, tampoco habría de comunicarle su disolución, para que se diera traslado a dicho libro y fuese anotado en su asiento correspondiente. Simplemente se decide disolver la sociedad y se acabó. Tampoco se les conoce posesiones (como local social o campo propio deportivo, ni trofeos, etc...), por lo que no habría que iniciar un proceso de liquidación.

Por los datos que se tienen solo tres jugadores repiten en todos los partidos, MacColl, White y Welton, lo que podría indicarnos que eran el alma mater, el verdadero sustento, los que más empeño pusieron en esos tres años de los que hay registro de partidos.

De la misma manera, que existen circunstancias en sus vidas, que podrían ser la clave de su imposibilidad de continuar con el proyecto y por esa razón quedase disuelto el club.

Existe un nuevo sector, que empieza incluso a cuestionarse, que E.F. Johnston fuese realmente el presidente y que al igual que muchas otras sociedades o clubes, ostentase el cargo de Presidente Honorario, en base a su posición como Vice-cónsul inglés.

Si nos fijamos en los orígenes de muchas de esas sociedades de finales del siglo XIX, podemos encontrar que así era. Parece ser que era una costumbre o incluso una manera de brindarle un toque de solemnidad, de seriedad, de pomposidad a estas sociedades de personas pudientes. No obviemos que esas sociedades eran elitistas.

Consideremos que lo aparecido en la prensa escocesa, esa noticia que es señalada como el acto de constitución de aquel club de 1890, comienza diciendo: "Hace unas seis semanas unos cuantos jóvenes entusiastas..." . Y es que E.F. Johnston en 1890 tenía 36 años, con lo que eso de jóvenes entusiastas se aleja un poco de su perfil, más si cabe, cuando y volviendo a tomar como referencia lo escrito y publicado por el grupo de nuestros eternos rivales, pues añadiremos que la esperanza de vida a principios del siglo XX era de 40 años.

En el caso de MacColl, su edad era 29 años allá por el 1890, por lo que el cargo de capitán hay quien piensa que es un signo de autoridad, de mando y que es precisamente el verdadero Presidente o el Presidente Efectivo. No es tan descabellado este argumento y podemos comprobar que ciertamente esto de tener Presidentes Honorarios y Presidentes Efectivos en las sociedades de finales del siglo XIX se repite en numerosas ocasiones y no solo en las de finales del siglo XIX, sino que incluso en las de principios del siglo XX se sigue manteniendo esta tendencia.

Lo de jóvenes entusiastas, se lo podemos otorgar a White y E. Welton, que es más que probable, que junto a MacColl, formasen la estructura piramidal del verdadero sustento del club y quienes más empeño pusieron. El hecho de ser los tres únicos participantes en todas las alineaciones de los encuentros jugados entre 1890 y 1892, denota que su implicación era máxima. Por lo que parece ser razonable con que fuesen los verdaderos pilares del club.

¿Pero cuando empieza y porqué esto a desmoronarse?.

Tenemos constancia de que el último partido que jugo el Club de Football de Sevilla fue en Febrero de 1892. Sabemos que el Cuarto Centenario del descubrimiento de América y celebrado en Huelva en Octubre de ese mismo año, se organiza un trofeo donde no participa este club sevillano. Y sabemos que Sevilla sufre una inundación fechas después de jugarse ese partido en Febrero de 1892.

También sabemos que White, se tiene que hacer cargo de la empresa de su padre y el socio de este, en el año 1893, por motivos de salud y porque además de haber sido agredido por un trabajador, tenía ya 65 años y como antes vimos, 40 años era la esperanza de vida, así que y como ellos lo han catalogado, era una persona extremadamente senil.

E. Welton por los datos que se conocen, se dedicó a cuestiones comerciales de productos químicos, lo que le obligaría a tener que viajar en bastantes ocasiones. Poco más se sabe de el en relación al deporte, más que su dedicación respecto al remo fue plena en el Seville Rowing Club, tanto, como para en 1913 se le reconozca en la noticia de la fundación del Club Náutico Sevillano, como el verdadero alma máter del antiguo club.

Curioso que esto no pasase con ninguno de los participantes en el Club de Football de Sevilla de 1890. No existe ni una mención a estos componentes de 1890, realizada por los fundadores del Club de 1905, reconociendoles su papel de socios fundadores o de verdaderos fundadores del Club de 1905. 

Y también nos han contado ellos mismos, como MacColl, en 1893 abandona Sevilla y como en 1894 crea otra empresa en su país de origen.

De E.F. Johnston, que le vamos a contar, pues que entre las ocupaciones de su cargo como vice-cónsul, la naviera, el club de tiro de pichón, la arqueología, el coleccionismo de libros y alguna cosa más, parece desde luego que tiempo para el football como que no tendría mucho. Y podemos constatar, que ya en el último partido celebrado contra el Huelva Recreation Club en Febrero de 1892, no participa como Juez Decisor o Presidente, como también hemos visto que aparece mencionado al que actuaba como Árbitro. Por entonces ya tendría los 38 y ese año cumpliría los 39. Lo curioso de las casualidades, es que precisamente su cumpleaños es el 14 de Octubre. ¿No creen que si hubiese habido una continuidad y hubiese estado o no presente en el Pasaje de Oriente en 1905, Luis Ybarra lo hubiese mencionado?, ¿quizás un brindis felicitándolo almenos?, ¿ni una sola mención a la persona que había sido el teórico presidente (quizás de honor) de ese mismo club durante casi 15 años?. La verdad, cuesta creérselo.

Está claro, que no estaría presente en aquel acto fundacional o constitutivo. Lo que nos indica que su relación con este nuevo grupo es inexistente en estos menesteres y no como nos han venido contando interesadamente. No cabria en cabeza, que si este hombre había mantenido al club casi 15 años, no se le realizara ningún tipo de reconocimiento en ese momento o en otra ocasión a lo largo de los años, nada ni tras su fallecimiento. 

3.- Composición de los socios, parte británica, y parte española, desde sus orígenes; con reflejo en las diferentes juntas directivas hasta bien entrado el siglo XX. “Éramos la mitad británicos y la mitad españoles” ("The Dundee Courier", 17 de marzo de 1890). “Todos los hombres de cualquier condición social, ideas políticas o religiosas, tendrán aquí cabida” (José Luis Gallegos, presidente sevillista, 1905).

Esto es ya jugar como un trilero. Para empezar, lo publicado en el The Dundee Courier en 1890, no guarda relación alguna, ya que no es más que un simple apunte, algo anecdótico y por ningún sitio puede leerse que hubiese una intención de que así fuese, de hecho, esa mitad de españoles que nos indican, son realmente hijos de ingleses en su mayoría afincados aquí, pero que según les interesaba, adoptaban una u otra opción en su nacionalidad, como por ejemplo, para librarse del servicio militar, pero entre los suyos, no les quepa duda, de que se les era reconocido como hijos de la gran Bretaña. Volvamos a recordar que los clubes eran por entonces elitistas y que su condición social, sí que tenía peso para poder acceder a estas. Por contra, la frase de J.L. Gallegos de 1905, es una declaración de intenciones y una norma a seguir para la incorporación de cualquier persona a la sociedad. Esto no es más que otra de sus elucubraciones y juegan con las palabras, para que parezca que se dice aquello que a ellos les conviene.    

4. Testimonios reflejados en la prensa y en otras publicaciones recogen la continuidad ininterrumpida entre todos los integrantes, los cuales vinculan directamente la fundación oficial del Club con los protosevillistas del siglo XIX. La dispersión de estas referencias escritas había impedido contextualizarlas. Ahora, reunidas y concordadas, cobran toda su fuerza y refrendan la vinculación y única personalidad jurídica del Club.

Nuevamente en este punto, ajustan los datos forzando sus argumentos y que así parezca que es cierto. Pero la realidad, es que se utilizan para relacionar a las personas, datos en los que por ningún sitio se habla del club de football de 1890 y si que lo que nos indican, es que se conocen por otras cuestiones en algunos casos, como la integración en otras sociedades, como el remo o como la pertenencia al círculo mercantil, algo que no implica, que por ello exista una continuidad con el football, como se quiere hacer ver. La realidad, es que en esas referencias a las que hacen alusión, nada se habla del club de football de 1890, ni una sola mención explícita de aquel por ningún sitio y todo está basado en suposiciones y elucubraciones, pero ni una sola prueba que aporte esa continuidad ininterrumpida y que refrende esa supuesta vinculación.

Es más, existen testimonios publicados en prensa, donde nos hablan de que el primer intento de constituir un club de football ya a principios del siglo XX, lo realizan los hermanos Zapata tras regresar de Suiza y por su interés por continuar practicando este deporte. Pero al parecer tuvieron que desistir, al no encontrar ambiente. ¿Dónde estaba entonces el Club de Football de Sevilla de 1890?, ¿de haber existido alguien duda de que se hubiesen enrolado en este?.

Tuvieron que esperar a que un tiempo más tarde, hasta que volvieran también de Suiza Pepe Laffita y de Inglaterra Paco Alba para que se reuniesen y reclutasen a otros paisanos. Estos localizarían a un minúsculo grupito de ingleses que jugueteaban con un balón (los restos de aquel club de 1890, según nos quieren vender ahora, aunque tampoco tienen ni una sola prueba de que aquellos fuesen socios de aquel club de 1890 y para no variar, son solo suposiciones), con lo que fueron aumentando el número de jugadores. 

Volveremos a repetir, que no hay ni una sola mención de partidos jugados por dicho club desde 1892. Ni contra otro club, ni contra ninguna tripulación de barco anclado en el puerto de Sevilla, ni siquiera entre jugadores del aquel mismo club.

Nada de nada hasta la aparición de la Sociedad de Football de 1905 y de la que los testimonios de sus fundadores hacen referencia a un club que ellos crean y no que sea la continuidad del fundado en 1890.

5.- Tutelaje compartido de forma ininterrumpida por las mismas instituciones, la naviera Mac Andrews (vertiente británica) y el Círculo Mercantil e Industrial (antes Centro Mercantil) de Sevilla (vertiente española).

Otra vez más, argumentan sin prueba alguna. No existe ningún documento de la naviera Mac Andrews que demuestre la existencia de acuerdo alguno de tal tutelaje del club de football de 1890, este argumento, lo tratan de asemejar a lo producido en Huelva, con la enorme diferencia, de que en aquella ciudad está totalmente documentado. Ni siquiera lo hay que así fuese tampoco en 1905. No tenemos problemas en aceptar que puntualmente y a traves del capitan de barco Wood, se utilizaran los medios a su alcance y sus viajes a tierras británicas, para encargarles algún material, lo que conlleva a una necesaria coayuda de la Mac Andrews, que no tutelaje como se quiere vender. Pero entre 1890 y 1892, no hay ningún documento que avale la compra de material y siendo un mínimo de coherente, quien se atreve a negar que los barcos ingleses tuviesen balones de football abordo. No obviemos, que cada vez que llegaban a puerto y siempre que les fuera posible, echaban algún partido entre ellos o si se terciaba, contra otra tripulación o club local de haberlo. Existen datos referentes a esto en puertos como Barcelona y Huelva, pero a diferencia de lo que se pretende suponer aquí, en los casos de estas dos ciudades, podemos comprobar por la prensa, como nos hablan de enfrentamientos entre el club de la localidad y la tripulación de un barco anclado en el puerto.

Por contra, no hay nada relacionado con el Club sevillano de 1890 a 1892 y enfrentamientos con barcos ingleses. Ni de partidos organizados por empresa alguna, ni sociedades.

Si los podemos encontrar ya entrados en el siglo XX, pero entre ellos, también podemos ver como aparecen tanto la Sociedad Sevilla Balompié, como el Betis Football Club.

Igualmente, no hay ningún documento que demuestre tal tutelaje del Círculo Mercantil entre 1890 y 1892. Insisten en suponer sin probar nada y tratan de darle la categoría de prueba, al hecho de que la pertenencia al Círculo Mercantil, en la que se encontraban realmente por motivos empresariales y no deportivos.

Hay actas en el caso de Huelva del acuerdo y punto final de este entre el Huelva Recreation Club y el Seamen´s Institute. Hay referencias en prensa durante esa época de partidos jugados por el Club onuvense y marineros de barcos allí anclados en su puerto. Y existen referencias en prensa de crónicas de partidos jugados por el Club de Huelva y el Seamen´s Institute. ¿Puede hacerse esta misma comparativa en el caso de Sevilla?, solo hay una simple y corta respuesta, NO.

6.- En las instalaciones del Mercantil se desarrollan las reuniones de los socios y junto a ellas se instala el primer campo reglamentario, inaugurado en 1913. Al Círculo Mercantil pertenecían tanto los socios británicos, como españoles, más significativos del Club, desde 1890 hasta 1915, copando los puestos directivos del Club. Era el foro de encuentro. El presidente del Mercantil, tanto en 1890, como en 1905, era José Montes Sierra.

La táctica del machaque constante, se hace cada vez más patente a medida que vamos avanzando. Se puede apreciar con total claridad, como tratan de buscar cualquier minúscula relación y así justificar su falta de pruebas de lo que realmente va el tema, el football y la continuidad de aquel club de 1890.

Pero tenemos que volver una vez más, a dejar claro que no hay prueba alguna, ni documento que demuestre que entre 1890 y 1892, se realizasen las reuniones en el Círculo Mercantil y de que existiese acuerdo alguno con aquel club de football, como tratan de hacer ver. Parece que vuelven a olvidar sus propias aportaciones y que el que nos habla de la constitución del Club de Football de Sevilla de 1890, los sitúa en una cafetería y tomando unas cervezas y no en el Círculo Mercantil, por lo que repetiremos, que no hay ni una sola referencia que nos diga que allí se realizasen las reuniones y que todo esta basado en suposiciones y no en pruebas que lo confirme. El hecho de que se pertenezca al Mercantil, no implica que necesariamente ese club de football tuviese nada que ver con este, ni con el desarrollo de sus actividades.

Pero ya puestos y para que se tengan todos los datos existentes disponibles, hay que decir, que esa vinculación entre la practica del remo y el football, tampoco encaja dentro del Circulo Mercantil, ya que el Seville Rowing Club, según podemos encontrar, realizaba sus reuniones en el Circulo de Labradores y Propietarios de Sevilla, lo que tampoco significa que existiese ningún acuerdo ni tutelaje de este con el club de remo.

Si bien es cierto, que las primeras reuniones de 1905 que aparecen en prensa, se realizan en el Círculo Mercantil, también existen declaraciones de que anteriormente a estas, son en el domicilio de uno de los fundadores del club de 1905 e incluso existen pruebas donde nos indican no solo la realización de juntas, sino incluso la elección de una directiva en los altos del café Royal. Lo que contradice esa continuidad a la que quieren hacernos creer que existió dentro del Mercantil.

La realidad, es que quitando las aparecidas en septiembre de 1905, no hay referencias anteriores, lo que nos indica, que vuelven a tratar de forzar los argumentos para decir lo que quieren, sin aportar absolutamente ninguna prueba de que fuese así.

Los documentos existentes, nos dejan claro que no es hasta 1913 y tras las gestiones realizadas por J.M.ª. Miro, cuando si que hay un acuerdo con el Mercantil, que incluso les cede su caseta situada en el prado y es allí donde junto a la caseta propiedad del Mercantil, montan su primer campo oficial, 23 años después de la fundación del Club de Football de Sevilla de 1890, 8 después de la aparición de la Sociedad de Football de 1905 y 5 tras el primer partido del Sevilla Football Club en 1909 con motivo del Terremoto de Messina.

Vemos una vez más, como tratan de demostrar un traspaso del testigo generacional, como base para relacionar el caso de 1890 y 1905, ante las inexistentes pruebas que hablen de lo que tratamos, el football y de la continuidad de aquel club de finales del siglo XIX.

No existe pueba alguna de que José Montes Sierra perteneciera al club de 1890, ni que perteneciese en 1905 a la Sociedad de Football. Nuevamente todo es especulativo y no tienen absolutamente ni una sola prueba que avale tal conjeturas.

7. La Mac Andrews se encarga de la logística del Club (equipación, balones, reglamentos, etc.). Sus empleados ocupan puestos directivos en el Sevilla Football Club desde 1890 hasta finales de la primera década del nuevo siglo. Los trabajadores de la Mac Andrews difundieron el football a otros lugares de España. Johnston era el presidente del Club desde 1890 y a la vez copropietario y dirigente de la Naviera Mac Andrews.

Se vuelve a repetir en este punto lo mismo que en anteriores, simplemente, porque no tienen nada más que decir y se insiste una y otra vez en el mismo argumento que en otros puntos. Por lo que no malgastare tiempo en repetir más que no hay ningún documento que avale acuerdo alguno y que llamar logística a traer si acaso algún balón, se puede llamar logística, porque tampoco tenemos datos ni pruebas de la compra de ningún tipo de material por parte del club de 1890. Todo son especulaciones y elucubraciones, nada es refrendado por alguna prueba que así nos lo diga y ellos esperan que se les crea así porque si.

Hasta aquí veremos en este entrega...  CONTINUARA...

Saludos verdiblancos...

Visitas: 1055

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Béticos para añadir comentarios!

Comentado por Carlos Enrique en junio 24, 2015 a 11:31am

Los histéricos histriónicos der carmesí andalú siempre con su "guerra cainita" prepotente y con mucha soberbia vacilandonos sin ton ni son cuando nos meten con calzador sus trolas, milongas, cuentos de la lechera, etc.

Nunca se enterarán de que se debe regir por una hoja de ruta óptima compulsada en luga de sin "ligas de papá y mamás" en beneficio global y plural de cada uno de los eternos rivales deportivos con fair play et savoir faire bien las cosas del Balompié y del Foot-ball Club.

Los títulos siempre serán a favor de nuestra Ciudad, por la que pasa con mayor afluencia y caudal el río Betis (nunca la dominarán ellos ni por lo civil ni por lo criminal sin juego limpio y sin hacer bien las cosas del fútbol andaluz), después por nuestra Comunidad Autóctona y por nuestro País.

Arrieritos somos y siempre nos encontraremos en el camino futbolístico por el bien de tod@s l@s sevillan@s en general y nunca en particular histriónicamente e histéricamente...

Comentado por Brujilla en junio 24, 2015 a 9:19am

Las mentiras y las fullerias tienen las patitas muy cortas. Si la ciencia histórica se caracteriza por algo es por basar sus hipótesis primero, y luego sus afirmaciones en documentos que constituyan pruebas contrastadas y fidedignas de que ese hecho aconteció. Eso es un documento histórico. Lo demás no son mas que fábulas y leyendas a las que no se puede dar ninguna veracidad. Y no parece que sea el caso de estos señores aportar esas pruebas documentales (documento puede ser no solo un papel, lo que si tiene que ser es veraz y fidedigno) que aporten veracidad a sus hipótesis. Por probar, podría hacer cualquiera de ustedes un relato fabulado respecto a la fundación del Real Betis, que de seguro encuentran algún vínculo, por increible que les parezca, con esa Sociedad de Football de Sevilla de 1890.

En fin, todo esto es para decirles que sin documentos, no hay nada de nada. Si eso no fuera así, historiador podría ser cualquiera.

No saben la pena que me da de que todo el archivo historico del Real Betis se perdiera en sucesivas épocas. Eso nos hace tener lagunas que, para un historiador, solo son subsanables con pruebas secundarias, . Pero aún así, la ligazón de estas huellas deebe ser lo suficientemente sólida para atreverse a formular una hipótesis. En cualquier caso, a todos los que se preocupan por estos temas, sin mancharlos con la subjetividad del sentimiento, muchas gracias.

Comentado por Peral en junio 23, 2015 a 9:04pm

Trianero eres un crack desmontando las fullerias y embustes de los serdistas.

Espero seguir leyendote en otros lares. Y tus trabajos bien guardaditos como oro en paño. Llevalos al Club al Archivo Historico de donde sea, daselos a Doña Isabel Simó o cualquier Historiador Betico, a Manuel Carmona, a Medina el "Beticista" o guardalo en tu casa pero hay que conservarlos y sacarlos cuando proceda para resucitar la verdad.

Hasta siempre Trianero, mi hermano de sentimiento.

Síguenos en @AFDLP

Publicidad



Música

Cargando…

© 2017   Creado por Al final de la Palmera.   Tecnología de

Insignias  |  Enviar un problema  |  Términos de servicio

© 2008 Creado por Al final de la Palmera

Reportar un problema | Condiciones del servicio | Aviso legal y política de privacidad